Compañía

Buscar

Toneelgroep Amsterdam / Ivo Van Hove

Photo © Jan Versweyveld

País

Holanda

Web

Descripción

Modernidad Holandesa- Toneelgroep Amsterdam.

Nacido en 1987, Toneelgroep Amsterdam es la mayor compañía de repertorio de los Países Bajos. Con base en el Amsterdam’s Stadsschouwburg, Toneelgroep cuenta con una compañía fija de 21 actores. Su teatro es absolutamente contemporáneo, lo que no excluye trabajos a partir de textos de repertorio, siempre en contacto con organizaciones teatrales extranjeras que ven el arte dramático de manera similar. Toneelgroep Amsterdam explora comportamientos y pensamientos creados por la globalización y la consecuente porosidad de las culturas nacionales y de los géneros artísticos. Ivo van Hove ha sido el director general de Toneelgroep Amsterdam a partir de 2001.

Ivo Van Hove – Eclectismo y consecuencias.

Al igual que otros artistas como Luc Perceval y Guy Cassiers, Ivo van Hove es un hombre de teatro que ha permitido a la cultura flamenca -Holandesa y Belga- volverse en una de las más dinámicas de Europa en los últimos treinta años. Nacido en Bélgica en 1958, Ivo van Hove empezó su carrera de director en 1981 proponiendo sus propios escritos (Germs, Rumours). Se hizo director artístico de compañías del teatro Antwerpt como la AKT, Akt-Vertikaal y De Tijd (Time) – la misma compañía ampliada por dos fusiones. Desde 1990 hasta 2000, van Hove ha sido el director artístico de Zuidelijk Toneel, un importante teatro regional holandés. Desde que se hizo director de Toneelgroep Amsterdam, Ivo van Hove ha estado persiguiendo junto al escenógrafo Jan Versweyveld, un riguroso enfoque donde el teatro se hace fórum de preguntas sobre las tensiones entre el individuo privado y el individuo cívico. Esa búsqueda ha sido representada por una variedad ecléctica de escritos escenificados por van Hove. Sus setenta y más funciones incluyen influencias de autores como Marguerite Duras, Schiller, Susan Sontag, Chekhov e incluso François Mauriac. Van Hove expresa, de todas formas, una preferencia por Shakespeare (Macbeth, Richard II, Hamlet, The Taming of the Shrew, Othello) y Eugene O’Neil (Mourning Becomes Electra, More Stately Mansions y Desire Under the Elms). Ha realizado puestas en escena de operas como Lulu de Bergs y más recientemente Ring de Wagner, y se interesa particularmente en llevar al teatro obras cinematográficas; ha llevado a escena The Servant, de Pinter y Losey, así como Faces y Opening Night, de Cassavetes, Rocco and his brothers, de Visconti y Cries and Whispers de Bergman.

Roman Tragedies.

Para los contemporáneos de Shakespeare, las tragedias de la Roma antigua representan su propio género. Los Elizabetianos asociaban las ficciones Romanas a cuestiones de integridad moral, de coraje militar y elocuencia pública. En las tragedias Romanas Julius Caesar (1599), Antonio y Cleopatra (1606-1607) y Coriolanus (1607-1608)- a excepción de Titus Andronicus, que es un caso especial- Shakespeare investigaba valores políticos con una libertad que no hubiera podido expresar en las ficciones históricas inspiradas en la realidad de la Corona Inglesa. En las tragedias Romanas, Shakespeare examina conceptos básicos como la lucha interior entre la conciencia de la moral individual y los actos inmorales necesarios para conseguir el poder, la relación entre vida privada y vida pública, el papel de las personas en el mundo de los gobiernos y las actitudes individuales de cada personaje frente a las circunstancias políticas. Ivo van Hove presenta todas esas temáticas en Coriolanus, Julius Caesar y Antonio y Cleopatra en ese mismo orden, respetando a su vez el orden cronológico de escritura. “Quiero que el público se dé cuenta de la evolución histórica que ha habido desde los difíciles inicios de la democracia en Coriolanus hasta el nacimiento de un sistema bipartito en Julius Caesar y el consecuente mundo globalizado de Antonio y Cleopatra”. A eso, él y el escenógrafo Jan Versweyveld, estructuran la escena en una estupenda sala de encuentros- un espectacular y anónimo auditorium que pudiera encontrarse en Washington, Sao Paulo o Bruselas- lleno de omnipresentes pantallas televisivas, sofás al estilo Sueco, ordenadores, una sala de prensa, plantas verdes, bar, mesas para conferencias y cámaras. Similarmente a los personajes del drama, los espectadores se encuentran libres de vagar adonde ellos quieran. Pueden asistir a la acción quedándose cerca de los miembros de la compañía o a través de las pantallas, tomándose algo en el bar o consultando su correo electrónico mientras eventos políticos en directo de la CNN se arremolinan a su alrededor. Ivo van Hove no ha añadido nada a los textos de Shakespeare, pero hace dos importantes modificaciones. Todas las escenas de batalla han sido substituidas por impresionantes secuencias sonoras acompañadas por los textos de canales de noticias 24-horas, mientras que las escenas donde se expresa la plebe han sido cortadas. Los que quedan son políticos en concilios secretos, ruedas de prensa, noticiarios u ocupados en comisiones, grabados por cámaras incluso en sus vidas privadas. Él también ha asignado algunos papeles – Cassius y Octavius Caesar – a mujeres para reflejar mejor el mundo político de hoy en día.